El SENTIMIENTO con el que un emprendedor social realiza sus actividades, en su diario vivir, no depende de sus circunstancias sino del objetivo que ha determinado alcanzar.